Introducción

Recopilación de descarrilamientos y choques en el mundo citando la fuente y créditos fotográficos.

Accidente de un tren Alvia - I

Ocurrió en Angrois, Santiago de Compostela, España el 24 de julio de 2013

Un tren Alvia ha descarrilado en la entrada a la estación de Santiago de Compostela. Se trata de la línea que une Madrid y Ferrol. Todos los coches del tren permanecen volcados a la altura del viaducto de la AP-9 en Angrois y los servicios de emergencias y los bomberos se han desplazado al lugar del accidente, en la entrada a la capital de Galicia desde el sur. Un tren Alvia ha descarrilado en la entrada a la estación de Santiago de Compostela.  Dos pasajeros del tren accidentado, uno con un collarín y el otro ileso, han relatado que sintieron cómo el tren tomaba la curva y lo siguiente que recordaban es que estaban en el suelo "rodeados de muertos". Testigos presenciales describen escenas dantescas, como la del antepenúltimo vagón destrozado, y temen que la cifra de personas fallecidas pueda elevarse. Los heridos se cuentan por decenas. Al lugar ha llegado una grúa gigante para mover los restos de los vagones, entre los que se encuentran todavía personas atrapadas que están siendo rescatadas por los equipos de emergencias. El suceso se produce en el comienzo del puente del Día de Galicia y en la noche donde Santiago vive su fiesta grande, unos actos que ya han sido suspendidos. El tren, en el que viajaban unas 238 personas, ha descarrilado en la curva más cerrada del trayecto entre Ourense y Santiago, una vía preparada para el AVE pero por la que aún no circulan trenes de este tipo. El Alvia es el ferrocarril más veloz que la atraviesa. La máquina de atrás del tren accidentado ha ardido y otro de los coches voló sobre un talud a cinco metros de altura y 15 de distancia de la vía. El descarrilamiento se ha producido en el kilómetro 84,3 de la vía del AVE Ourense-Santiago. El motor de una de las máquinas, una mole inmensa, salió despedido por el impacto. "¡Cuánta gente muerta hay aquí, dios mío!", ha clamado una vecina de la zona a través de la Radio Galega. Mari, una vecina del barrio que se encontraba tendiendo la ropa cuando se produjo el siniestro, ha afirmado, en declaraciones a la Cadena SER, que oyó una enorme explosión y después "un torpedo enorme de polvo y ruido". "Eché a correr", ha asegurado, conmocionada. Ella y el resto de residentes en esta zona de Santiago se han volcado para ayudar en las labores de atención a las víctimas del mortal choque. Los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado están empezando a organizarse para atender a las víctimas e investigar qué provocó el descarrilamiento del tren Alvia que cubría la ruta entre Madrid y Ferrol. Hasta el lugar de los hechos, donde se puede divisar una intensa columna de humo, ha llegado el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que ha asegurado que los fallecidos en el siniestro son "muchos". Allí se encuentran también el delegado del Gobierno, Samuel Juárez, y el subdelegado del Gobierno en A Coruña, Jorge Atán, así como el conceller de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, Agustín Hernández, y el alcalde de la capital gallega, Ángel Currás.


Renfe cifra en al menos 218 los viajeros; el alcalde dice 247. La zona del accidente es una curva cerrada a la entrada de la ciudad. Las autoridades dan por rescatadas las personas atrapadas. El tren transportaba al menos 218 pasajeros, aunque el alcalde de la ciudad eleva a 247 las personas que viajaban en el tren. En las primeras horas, los equipos de emergencia se han afanado en rescatar a los supervivientes, muchos de ellos gravemente dañados. Algunos de los 13 coches afectados han quedado completamente destrozados y todos ellos volcados y esparcidos por las vías del tren. Incluso se ha producido algún incendio que pudo ser sofocado. El siniestro se ha producido en una zona de acceso a Santiago, en Angrois, una parroquia de la capital gallega que se encuentra a unos cuatro kilómetros de la estación. Alrededor de las 20.42 de la tarde, por causas que aún se desconocen, uno de los vagones saltó por los aires, saltando el muro y aterrizando en una calzada próxima. Unos seis vagones han quedado de un lado del puente y otros cuatro del otro lado, además de la máquina.
"Una curva difícil"
La zona del accidente es una curva cerrada que pertenece al trayecto del AVE Ourense-Santiago y donde el tren circula a una velocidad alta, aunque se desconoce aún si eso ha podido ser la causa del trágico accidente. Ya en la inauguración de este tramo, técnicos de Fomento calificaron esta curva como "difícil". La situación en la zona es desoladora. Los cadáveres están situados junto a las vías, tapados con mantas y al lado de los vagones, mientras decenas heridos se encuentran entre el personal de emergencia y los vecinos. En la zona hay varias ambulancias, bomberos, agentes de la Policía Local y de la Policía Nacional. Las autoridades han pedido colaboración, mantas y agua a los vecinos. Incluso algunos de ellos han desplazado heridos en sus vehículos particulares hasta los centros sanitarios. Según caía la noche, se han instalado varios generadores eléctricos para poder iluminar la zona del accidente. Asimismo, se ha pedido a los vecinos que tenían sus coches en una explanada cercana que encendieran las luces de los vehículos, pues necesitan mucha iluminación para poder continuar con sus labores. El tren -el Alvia 151- transportaba a al menos 218 pasajeros, según Renfe, en un día muy señalado porque esta noche empezaba la fiesta grande de Santiago. Nada más conocer el gravísimo accidente la Xunta ha suspendido cualquier acto. Se trata del primer accidente en una vía del AVE en España.


 "Una gran explosión"
Un vecino de la zona ha declarado a Radio Galega que el accidente se escuchó como "una gran explosión y vio un coche desplazarse varios metros, que quedó destrozado". Sin embargo, las autoridades descartan cualquier causa que no sea un accidente, en concreto, un descarrilamiento. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, viajará este jueves a primera hora a Santiago para conocer sobre el terreno las consecuencias. De momento, está siguiendo "al minuto" los datos que se van conociendo del accidente en permanente contacto con la ministra de Fomento, Ana Pastor, donde se encuentra con el presidente gallego. Con ambos ha conversado telefónicamente también el Rey para interesarse por lo sucedido. De momento, el diputado del PP Celso Delgado ha explicado que "no hay una razón clara que explique lo sucedido porque la infraestructura estaba renovada recientemente". También se desplaza en estos momentos a la zona un técnico especialista de Renfe para investigar las causas de lo ocurrido.  El exceso de velocidad del tren Alvia Madrid-Ferrol siniestrado esta noche en las inmediaciones de Santiago de Compostela es una de las primeras hipótesis sobre la causa del accidente, en el que han muerto al menos 40 personas, han informado fuentes de la investigación. Las mismas fuentes han aclarado, no obstante, que la Policía y técnicos de infraestructuras ferroviarias trabajan en el lugar del accidente para intentar obtener las primeras pruebas de si esta ha sido la causa del accidente o se ha producido por otros motivos. El Ministerio del Interior ha descartado esta noche la hipótesis de un atentado en el accidente ferroviario ocurrido en las inmediaciones de Santiago de Compostela. Un portavoz de interior ha afirmado a Efe que se trata de un accidente y que no caben por tanto otras hipótesis. Por su parte, el delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez, ha dicho a los periodistas en el lugar del accidente que no se puede descartar "ninguna hipótesis", y ha añadido: "no tenemos ningún indicio de que haya sido una causa externa". 







Fuente: Web site. | La Vanguardia.com. | Melty.es | Vía Libre | Agencia EFE | Créditos fotográficos: Xoán A . Soler / Mónica Ferreirós / Ocar Corral / Lavandeira JR /

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada